domingo, 24 de mayo de 2015

Legado Oculto





Ficha Técnica
Título: Legado Oculto
Autora: Joanna Wylde
Editorial: LIBROS DE SEDA
Número de páginas: 352
Fecha Publicación: 4 Marzo 2015




Sinopsis

Hace ocho años, Sophie entregó su corazón y su virginidad a Zach Barret en una noche que no podría haber resultado menos romantic o más vergonzosa. El medio hermano de Zach, un motero que se hace llamar Ruger, les pilló in fraganti, llevándose consigo una imagen de Sophie que nunca olvidará. 

Tal vez ella perdiera la dignidad aquella fatídica noche, pero Sophie ganó algo precioso para sí: su hijo Noah. Por desgracia, Zach acabó siendo un padre vago e irresponsable, lo que les llevará a ella y a su hijo a vivir casi en la indigencia. Cuando Ruger se entera, decide tomar las riendas del asunto.

Opinión Personal

Encontré este libro por casualidad buscando algo nuevo que leer, y la verdad que me alegro de haberlo encontrado. Pertenece a una saga que se llama Reapers MC. Son libros independientes, pero en la que los personajes de las diferentes novelas se relacionan entre sí.

En realidad este es el segundo libro, pero me llamó mucho la trama y decidí leer este primero....

Nunca había leído nada de esta autora, pero me ha gustado. Si os sois sincera, una de las razones por las que me animé a leer esta saga es porque soy seguidora de la serie Sons Of Anarchy, y el tema de los moteros me atrajo mucho. 

Ahora vamos con el libro... Los personajes son Sophie, una joven de 24 años que tiene un niño de 7 que es de lo mejor del libro. Ella es una mujer fuerte, valiente, trabajadora, pero ante todo es una madre entregada a su hijo, al cual ama con locura.

Luego tenemos a Ruger, el motero. A simple vista puede parecer un tío serio, antipático y de fuerte carácter, pero nada más lejos de la realidad. Te enamora desde el principio del libro con la escena del parto, que me parece de los momentos más entrañables del libro. A pesar de pertenecer a un club de moteros y hacer cosas que podrían considerarse de "dudosa procedencia", es un hombre entregado a su familia, tanto la carnal como la que forma el club.

Adora a su madre y a su hermano, al que siempre está ayudando y sacando de problemas, pero sobre todo adora a ese niño de 7 años y a su madre. La relación de Ruger y su sobrino es maravillosa, y te das cuenta de que no hace falta ser el padre biológico de alguien para quererlo como si fuera tuyo. Sophia siempre ha podido contar con él, incluso cuando la situación se ha vuelto demasiado peligrosa.

Sophia se ha vuelto una mujer precavida y de fuerte carácter, y es de lo que más me ha gustado del libro. No le da miedo nada (bueno, sólo una persona...) y se enfrenta a quien sea, tanto por ella pero sobre todo por su hijo. Me gusta mucho la forma que tiene de manejar a su cuñado, ya que aunque físicamente le atraiga más que nada en el mundo, sabe perfectamente marcar las distancias cuando hace falta y fijar sus normas. Si que hay momentos en las que se las puede "saltar", pero se las perdonamos, ya que la entendemos, o no???

El libro está escrito en primera persona cuando se habla de Sophie, conociendo en todo momento lo que piensa y lo que siente, pero también encontramos capítulos en los que conocemos, aunque en tercera persona, los pensamientos y las situaciones de Ruger, y esto me ha parecido perfecto, ya que sin esos capítulos podríamos haber llegado a "odiar" en ciertos momentos a Ruger, ya que no lo habríamos llegado a conocer del todo.

Como conclusión, os digo que es un libro que me ha gustado y que espero que leáis y me digáis qué  os parece. Os he dicho que el momento del parto fue de lo que más me gustó, así que aquí os dejo un fragmento de ese capítulo. Si no quieres enterarte mucho, no sigas leyendo.

"Ruger observó como el niño abría sus ojillos por primera vez y los clavaba en los suyos. Eran azules, muy redondos, asombrados y jodidamente hermosos. De pronto se cerraron, mientras el recién nacido abría la boca y dejaba escapar un llanto penetrante.
- Sí, sí, joder, el niño está bien - dijo Ruger.
El motero miró a Sophie y alzó al bebé entre ambos. 
Ella sonrió, vacilante, y alargó los brazos hacia su hijo. El rostro de la joven, agotado, con huellas de lágrimas, pero radiante, era la segunda cosa más bella que Ruger había visto en su vida.
Después de aquellos pequeños ojos azules".

5/5

Patricia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada